Un video aparecido el viernes que muestra a más de 10 cadáveres ensangrentados en Siria, algunos de ellos apelmazados y en uniformes militares, según el gobierno es "una matanza" realizada por insurgentes en la provincia norteña de Alepo.

Las circunstancias no fueron aclaradas. Empero, en el video — que no pudo ser verificado por The Associated Press — el narrador dijo que los muertos eran miembros de la "shabiha", milicias irregulares defensoras del régimen gubernamental.

La agencia noticiosa estatal siria SANA dijo que los grupos terroristas mataron y mutilaron por lo menos a 25 personas en Daret Azzeh, una zona en poder insurgente aledaña a Alepo. El gobierno llama terroristas a los insurgentes.

"Los grupos terroristas en Daret Azzeh cometieron una matanza brutal contra los ciudadanos, a los que habían secuestrado horas antes", según SANA.

El informe dijo que por lo menos 25 personas murieron en la refriega, aunque otros desaparecieron.

No quedó en claro si los hombres fueron ejecutados o fallecieron a causa de heridas en combate. Un activista, Mohammed Saeed, dijo que los insurgentes habitualmente recogen los cadáveres y, en el caso de los partidarios del gobierno, los depositan a un lado de la carretera para que los soldados puedan venir a recogerlos con posterioridad.

Ambas partes en el conflicto han cobrado importancia militar a medida que el país se encamina a una guerra civil generalizada y ha fracasado estrepitosamente el acuerdo internacional de paz. Los activistas sostienen que más de 14.000 personas desde que comenzó el alzamiento popular contra el mandatario Bashar Assad en marzo del año pasado.

La ciudad de Alepo, la mayor de Siria, ha permanecido en relativa calma, aunque las poblaciones y aldeas cercanas han presenciado intensos combates entre los insurgentes y el ejército. Daret Azzeh ha sido cañoneada por el gobierno las últimas dos semanas al intentar los soldados de Assad entrar en las zonas tomadas por los insurgentes. La violencia continuó el viernes con el empleo de artillería y helicópteros artillados, dijo Saeed.

"El ejército está intentando forzar la situación desde hace días pero sin éxito", dijo Saeed.

Los soldados gubernamentales lanzaron una gran ofensiva en muchas zonas del país en las últimas dos semanas para recuperar el terreno ganado por la oposición. Los ataques se han concentrado en Alepo, los suburbios capitalinos de Damasco y la provincia central de Homs, la región meridional de Daraa y la ciudad oriental de Deir el-Zour.