El abridor Jason Hammel trabajó ocho episodios y tuvo el apoyo del primera base Mark Reynolds, que botó la pelota a la calle, para llevar a los Orioles de Baltimore a una victoria por 2-1 sobre los Nacionales de Washington.

Hammel (8-2) lanzó ocho episodios completos, permitió cinco imparables, una carrera y retiró a 10 enemigos por la vía del ponche para conseguir el triunfo.

Mientras que Reynolds (6) conectó batazo de cuatro esquinas en el segundo episodio contra la serpentina de Jorda Zimmermann, sin corredores en el camino.

La derrota recayó en Zimmermann (3-6) en siete episodios, aceptó ocho imparables, un jonrón, dos carreras, dio una base y retiró a dos por la vía del ponche.