Las operaciones de la Refinería Esmeraldas, la mayor de Ecuador, con capacidad para procesar 110.000 barriles diarios de crudo, se paralizaron hoy a causa de un fallo en el sistema de provisión de energía, informó la empresa estatal Petroecuador.

La planta de procesamiento de derivados de petróleo suspendió su funcionamiento alrededor de las 09.00 hora local (14.00 GMT), indicó a Efe una fuente de Petroecuador, institución que afronta esta situación por segunda vez en lo que va del año.

En abril pasado, un fallo en el sistema de suministro eléctrico en la Refinería Esmeraldas también paralizó las operaciones, que se reanudaron casi una semana después.

La fuente indicó que aún analizan dónde ocurrió la falla para volver a encender la planta, por lo que todavía desconocen cuando se reiniciarán las operaciones.

Aclaró que la situación no afectará a la entrega de combustible para el consumo interno, ya que Petroecuador cuenta con suficientes reservas de derivados para responder a la demanda.

Ecuador consume diariamente 60.000 barriles de gasolina, según dijo hoy el gerente general de la compañía estatal, Marco Calvopiña.

La Refinería Esmeraldas tiene una capacidad de procesamiento de unos 110.000 barriles diarios de crudo.

Además de esta planta, Ecuador posee otras dos refinerías, La Libertad (en la costa del suroeste) y Amazonas (en la región amazónica del noreste), de menor capacidad.

El petróleo es la principal exportación del país, que extrae unos 500.000 barriles diarios.