El militar retirado Ahmed Shafiq, último primer ministro del régimen de Hosni Mubarak, se declaró hoy el "ganador legítimo" de las elecciones presidenciales de Egipto, donde cunde la incertidumbre ante el retraso del anuncio oficial de los resultados.

"Tengo toda la confianza en que seré el ganador legítimo de las elecciones", dijo Shafiq en su primera intervención pública desde las presidenciales, en las que se enfrentó en segunda vuelta al islamista Mohamed Mursi, de los Hermanos Musulmanes.