Los carceleros de Atlanta presentaron un desafío a los reclusos: el que sea capaz de abrir los nuevos cerrojos de los calabozos recibirá más comida.

Las autoridades de la cárcel del condado de Fulton intentan resolver el problema de los cientos de cerrojos internos que los presos pueden violar para reunirse.

El alcaide del reclusorio, el coronel Mark Adger, dijo al canal de televisión WSB-TV (http://bit.ly/KNZQHT) que ofreció comida a los reclusos que puedan alterar las nuevas cerraduras probadas en un bloque de celdas.

Adger agregó que los carceleros han elegido a experimentados falsificadores para intentar someter a prueba las nuevas cerraduras.

El comisionado del condado Tom Lowe indicó que el tema de las cerraduras ha sido exagerado, aunque otros sostienen que arriesga la vida de los reclusos ante la posibilidad de que sean atacados por otros.

___

Información de: WSB-TV, http://www.wsbtv.com/index.html