El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, afirmó que los informes divulgados hoy sobre la situación de la banca española suponen "un diagnóstico certero y creíble" y acotan las necesidades de capital "en márgenes manejables".

En un encuentro con empresarios españoles y brasileños en Sao Paulo, Rajoy hizo un primer análisis de los análisis de las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman, que han estimado que las entidades financieras españolas necesitarían entre 51.000 y 62.000 millones de euros como máximo.

Rajoy reiteró su deseo de que la ayuda financiera del Eurogrupo se apruebe "lo antes posible" porque sanear el sistema bancario de su país es "un paso imprescindible para el proceso de recuperación de la economía española, un proceso que no es ni fácil ni amable", agregó, aunque dijo que su Gobierno está decidido a llevarlo a cabo "sin vacilaciones".

La evaluación conocida hoy, recalcó, garantiza que la asistencia financiera puesta a disposición de España por sus socios europeos es "más que suficiente para sanear muy sólidamente" las entidades financieras.

Para Rajoy, los informes suponen un "ejercicio de transparencia sin precedentes" y, además, confirman que las reformas que hasta ahora ha aplicado el Gobierno en el sector financiero "eran necesarias" y que las estimaciones en materia de provisión y de recapitalización eran "las correctas".

El presidente del Gobierno español dejó claro que mejorar el acceso a la financiación y garantizar la viabilidad del sistema financiero es una de las grandes prioridades de su Ejecutivo en estos momentos.