El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó hoy que su país no dará pasos que compliquen la "de por sí difícil situación de la divisa común europea", en un discurso ante la plenaria inaugural del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

"Pese a todos los problemas que hay en la zona del euro, mantenemos parte importante de nuestras reservas internacionales precisamente en euros", dijo el jefe del Kremlin en su intervención, transmitida en directo por el canal de televisión Rossía-24.

Agregó que Rusia no da "pasos unilaterales que puedan complicar la de por sí difícil situación de la divisa común europea".

El presidente ruso destacó que los últimos acontecimientos en Europa, como la opción tomada por Grecia en sus recientes elecciones parlamentarias y las medidas adoptadas por los líderes europeos para fortalecer la disciplina financiera, infunden un "contenido optimismo".

Recalcó que Rusia apoyará a sus socios europeos y agregó que de los dirigentes de Europa "depende, en gran medida, el bienestar de todo el mundo".

"Creo que todos debemos sacar lecciones de la situación creada (en la zona del euro) y proponer a nivel global mecanismos para impedir su repetición en otras regiones del mundo", dijo Putin.

Hizo un llamamiento a los líderes de otros países a adoptar "medidas realistas" y a llevar a cabo "acciones capaces de generar confianza".

Entre éstas, el presidente ruso, mencionó la implementación de políticas presupuestarias equilibradas, el control de la deuda pública, la disciplina financiera.

"Hay que saber decir la verdad y asumir responsabilidades. Las especulaciones financieras desenfrenadas y el populismo de los políticos son igualmente peligrosos. La burbujas no deben existir en la economía ni en la política", subrayó.