Las Grandes Ligas suspendieron por ocho partidos al relevista de los Rays de Tampa Bay, Joel Peralta, expulsado del encuentro del martes cuando los umpires encontraron resina de pino en su guante.

El dominicano apeló la sanción anunciada el jueves y puede seguir jugando hasta que se atienda ese recurso. Los Rays jugaban el tercer encuentro de la serie en Washington por la noche.

Peralta fue expulsado del partido del martes en Washington después que los umpires encontraron la sustancia en su guante.

El incidente provocó un altercado verbal entre los managers Joe Maddon de los Rays, y Davey Johnson de los Nacionales.

"Sólo sé que estamos apelando. No me queda sino esperar", dijo Peralta. "Puedo lanzar hoy y eso es todo lo que me importa por ahora".

Peralta, que lanzó para los Nacionales durante la campaña de 2010, dijo que sus ex compañeros se le acercaron antes del encuentro del miércoles para expresarles su apoyo. Negó tener sospechas de que alguno lo haya delatado.

"Sé que no fueron ellos", dijo el derecho de Bonao. "Supe, cuando pasó esto, que no venía de los peloteros. Eso me hizo sentir bien. Creo que me aprecian".

Johnson pidió a los umpires que revisaran el guante de Peralta, lo que antecedió a la expulsión. Peralta dijo que no conoce los motivos que tuvo el piloto de los Nacionales para exigir la revisión.

"No sé por qué lo hizo", señaló. "Me gustaría saberlo, pero no voy a preguntar eso".

Maddon consideró excesiva la suspensión.

"Desde luego que es demasiado y que es algo injusto, pero así lo resolvieron y ahora dependerá de ellos atender y cambiar esto", dijo Maddon.

Johnson se negó a emitir declaraciones sobre la suspensión, el jueves por la tarde. Peralta confió en que el castigo se aligere.

"Es la primera vez que me pasa esto. No sé qué pensar. No sé qué esperar", dijo Peralta. "Por lo menos me sentiría un poco aliviado por saber lo ocurrirá".

Después del encuentro del martes, Maddon consideró "cobardes", "rudimentarias" y "falsas" las acciones de Johnson, quien lo tachó de "loco" y le sugirió que leyera el reglamento.

En 1988, durante la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, el relevista Jay Howell, de los Dodgers de Los Angeles, fue suspendido tres encuentros, tras descubrírsele resina de pino en el guante. El castigo se redujo en un juego luego de una apelación.

En aquella serie, Johnson era el piloto de los rivales de los Dodgers, los Mets de Nueva York.