La Asamblea Nacional de Ecuador (Parlamento) aceptó hoy con 48 votos a favor los cambios propuestos por el presidente del país, Rafael Correa, al proyecto de ley de regularización de Créditos para la Vivienda y Vehículos, informó esta institución.

En Ecuador, la Asamblea aprueba los proyectos de ley, que luego manda al Ejecutivo, el presidente propone sus objeciones y el órgano legislativo vuelve a votar la norma con los cambios, que es aprobada por mayoría simple de los asistentes, explicó a Efe una fuente de la Asamblea.

Uno de los cambios propuestos por Correa al proyecto de ley es que en la antigua se ordenaba que los bancos destinen un mínimo del 5 % de su patrimonio técnico a operaciones hipotecarias, pero ahora un organismo de regulación de las entidades financieras "fijará anualmente el porcentaje de operaciones hipotecarias obligatorias", precisó la Asamblea en un comunicado.

Cada institución financiera obtendrá el porcentaje en "relación a su patrimonio técnico constituido, en función de su naturaleza, objeto y giro de negocio".

Esta ley permite la dación de pago, es decir, que una persona pueda saldar su deuda hipotecaria con el banco con la entrega del inmueble o el vehículo. Correa, en un viaje a España en marzo, criticó ahí la ley inmobiliaria de ese país, que no contempla la dación de pago, pero cuando el mandatario volvió a Quito se dio cuenta que en el país existía la misma normativa y procedió a reformarla.

Esta ley será aplicable a las personas que se endeuden para adquirir o construir la única vivienda familiar, para su remodelación, siempre y que el crédito no exceda los 500 salarios básicos unificados (actualmente de 292 dólares) y no exista una hipoteca como garantía de ese crédito.

En el caso de los automóviles, señaló la Asamblea, afectará a las personas que se endeuden para adquirir un único vehículo de uso familiar o personal, que el monto inicial del crédito no exceda a 100 salarios básicos unificados.

"El proyecto será remitido al Registro Oficial para su promulgación", detalló la Asamblea en su comunicado.