La actividad comercial y manufacturera en la zona del euro está cayendo en junio al mismo ritmo que en mayo, con lo que en el segundo trimestre se registrará la mayor contracción de los últimos tres años, según los datos publicados hoy por la consultora Markit.

El indicador adelantado PMI de actividad total de la zona del euro, que Markit elabora mediante encuestas a los directores de compras, se situó en junio en 46 puntos, el mismo nivel de mayo, por debajo de los 50 puntos que marcan la frontera entre crecimiento y recesión.

Con excepción de un crecimiento marginal en enero, el indicador ha caído ininterrumpidamente desde septiembre de 2011, un declive que en el segundo trimestre ha cobrado "bastante ímpetu".

Los fabricantes están registrando en junio la caída más intensa desde mayo de 2009, mientras que para los proveedores de servicios el descenso está siendo "más modesto".

La actividad total ha decrecido en Alemania por segundo mes consecutivo y el ritmo de declive está siendo el más rápido de los últimos tres años, al igual que en Francia, si bien en este país la actividad lleva ya cuatro meses de descensos.

En el resto de la región, la actividad registra ya trece meses ininterrumpidos de caídas.

Para el economista jefe de Markit, Chris Williamson, lo que resulta "especialmente preocupante" es el deterioro "casi récord del optimismo empresarial, combinado con intensas caídas de empleo y de la actividad de compra de las firmas".