El italiano Bruno Pelizzari y su compañera, la sudafricana Deborah Calitz, secuestrados en octubre de 2010 por piratas somalís mientras navegaban en un velero por las costas de la Tanzania, fueron liberados hoy, confirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.

La pareja fue secuestrada por piratas somalís mientras trabajaban llevando el velero desde Dar es Salaam, en Tanzania, a Richards Bay, en Sudáfrica, y desde entonces no se sabía nada de ellos.

Los secuestradores habían exigido por la liberación de la pareja, que vivía desde hacía varios años en Sudáfrica, 10 millones de dólares, cifra que después rebajaron a 4 millones, según los medios de comunicación.

"Deseo agradecer a todas las instituciones su trabajo tenaz con el que se ha conseguido alcanzar el resultado de hoy, y al que han dado una contribución determinante las autoridades somalís del Gobierno Federal transitorio", explicó el ministro de Exteriores italiano, Giulio Terzi.