La banca española necesita entre 51.000 y 62.000 millones de euros para encarar una caída acumulada del PIB del 6,5 % hasta 2014, según los resultados anunciados hoy por el Gobierno y el Banco de España de las pruebas de estrés realizadas por las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman.