El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, pidió hoy que se respete el "debido proceso" en el procedimiento de destitución que se sigue al presidente de Paraguay, Fernando Lugo.

Insulza manifestó su "firme convicción de que la estabilidad institucional que ha logrado la región debe protegerse salvaguardando el más pleno respeto al debido proceso, no sólo en la forma, sino también en el fondo".

"Ello implica la debida valoración de las pruebas de la acusación y la aplicación de plazos que permitan la adecuada preparación y presentación de los descargos de los acusados en el pleno ejercicio de su derecho a la defensa", agregó en un comunicado emitido poco después de que se iniciara el proceso.

En ese sentido, el secretario general resaltó la decisión del presidente Lugo de someterse al procedimiento que consideró "debe efectuarse en estricto respeto de la letra y el espíritu de la Constitución y de las leyes" del país.

Insulza subrayó la necesidad de respetar las normas de convivencia que rigen el proceso democrático y salvaguardar la "estabilidad y continuidad democrática en la República del Paraguay".

El máximo responsable de la OEA instó a todos los sectores sociales y políticos paraguayos a "respetar rigurosamente el clima democrático y de paz que ha alcanzado la región", una tarea que, según dijo, es responsabilidad del conjunto de las sociedades del continente.

El enjuiciamiento al presidente fue promovido hoy por la Cámara de Diputados y refrendado por el Senado, bajo la acusación de mal desempeño de sus funciones en el caso del enfrentamiento que costó la vida a seis policías y once campesinos durante un desalojo de "sin tierras" en una hacienda del nordeste del país el pasado día 15.