El primer ministro griego Antonis Samaras terminó de conformar su gabinete de coalición el jueves, al designar a un prominente banquero al crucial Ministerio de Hacienda.

Vassilis Rapanos, presidente del directorio del Banco Nacional de Grecia, será el titular de la cartera económica, informó el vocero oficial Simos Kedikoglou.

Rapanos, de 65 años, es una figura ampliamente respetada en el sector bancario del país y además profesor en la Universidad de Atenas desde 1992.

El conservador Samaras prestó juramento como primer ministro el miércoles al frente de una coalición de tres partidos.

Tras semanas de estancamiento político, tener un gobierno de amplia representación ha amainado los temores de los mercados de una inminente salida griega de las 17 naciones de la eurozona, acontecimiento que podría empujar a la baja al resto de los países europeos y castigar la economía global.

Samaras, cuyo partido conservador Nueva Democracia ganó las elecciones generales del domingo pero sin votos suficientes para formar gobierno en solitario, prestó el juramento de cargo el miércoles como primer ministro, prometiendo restaurar en el país la confianza aquejado por la crisis de la deuda soberana que ha requerido medidas de ajuste draconianas en la pagas y pensiones del sector público. Los griegos intentan además copar con el creciente desempleo y una profunda recesión que se encuentra ahora en su quinto año.

Samaras se reunió a primeras horas del jueves con sus dos socios minoritarios de la oposición — Evángelos Venizelos, del socialista PASOK y el líder de la Izquierda Democrática Fotis Kouvelis — para trazar la plataforma política del gobierno.

Desde mayo del 2010, Grecia ha podido pagar sus deudas gracias a los fondos de rescate de sus acreedores internacionales. El gobierno de Samaras intentará renegociar algunas de las condiciones de austeridad impuestas por los donantes, pero se asegurará que el país continuará en el euro, dijo en una declaración la oficina del primer ministro.