El partido gobernante de Pakistán escogió el jueves su candidato para reemplazar a un primer ministro destituido por la Corte Suprema, pero el postulado recibió inmediatamente una orden de arresto vinculada con un escándalo de importación de drogas, en un indicio de que la conmoción política no ha terminado.

Makhdoom Shahabuddin, el ministro del ámbito textil saliente considerado leal al Partido del Pueblo de Pakistán, presentó su documentación ante el Parlamento, poniendo fin a las especulaciones de que el gobierno podría haberse propuesto desafiar el fallo que emitió la justicia el martes contra el primer ministro Yousuf Raza Gilani por desacato al tribunal.

La coalición del PPP tiene mayoría en el Parlamento. Pero en un indicio de que su postulación — y el cargo de primer ministro si lo eligen los legisladores — no será fácil, un juez antinarcóticos en la ciudad de Rawalpindi emitió una orden de arresto para Shahabuddin, dijeron funcionarios, citando su supuesto papel en un escándalo sobre la importación de una droga que puede utilizarse para producir metanfetamina.

El PPP dijo que un candidato sustituto del partido, el legislador Raja Pervaiz Ashraf, también presentó documentos en caso de que Shahabuddin no fuese elegido.

Gilani fue destituido debido a que se negó a iniciar un caso de corrupción contra el presidente Asif Ali Zardari, titular del PPP. Esa medida fue una intensificación de la lucha por el poder entre el gobierno y los jueces activistas. Los políticos del PPP rápidamente lanzaron el nombre de Shahabuddin como sustituto.

El próximo primer ministro probablemente enfrentará también la misma orden de la Corte Suprema de investigar a Zardari, lo que significa que la inestabilidad política continuará hasta que expire el período del gobierno en marzo del 2013. El gobierno de Gilani ha sido criticado por agravar o no hacer nada frente a los desafíos económicos y de seguridad en la nación. La justicia ha sido acusada de atacar injustamente al gobierno.