El Departamento de Justicia demandó el jueves a dos ciudades polígamas ubicadas en la frontera entre Utah y Arizona, argumentando discriminación religiosa contra quienes no son miembros de una secta.

El Departamento de Justicia presentó la demanda sobre violación a los derechos civiles en contra de los poblados de Hildale, Utah, y Colorado City, Arizona, donde la mayoría de los habitantes son miembros de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, dirigida por el encarcelado líder del grupo Warren Jeffs.

Jeffs cumple una sentencia de cadena perpetua en Texas tras ser condenado por cargos de bigamia y de tener relaciones sexuales con menores de edad; pero se dice que aún mantiene el control de las comunidades.

Según la demanda, los dos poblados, la Oficina del Alguacil de Colorado City/Hildale y entidades de servicios públicos han infringido y continúan infringiendo la Ley de Equidad de Vivienda, porque han privado a los que no sean miembros de la secta de sus derechos constitucionales.

En la demanda se afirma que entre los afectados figuran residentes que nunca fueron integrantes de la secta, conocida también como FLDS por sus siglas en inglés, quienes se separaron por su propia voluntad y los excomulgados por la secta.

La demanda afirma que los acusados "han actuado en conjunto con la dirección de la FLDS para que se niegue a los individuos ajenos a la FLDS vivienda, protección policial y acceso a espacios y servicios públicos".

"La Oficina del Alguacil utilizó de manera inadecuada su autoridad policial — que le confirió el estado — para obligar el cumplimiento de los edictos de la FLDS, en detrimento de quienes no fueran miembros de la FLDS", de acuerdo con la demanda presentada ante una corte federal en Arizona.

"No hay nada que sustente la afirmación de que los no miembros de la FLDS han recibido un trato diferente", señaló el jueves el abogado Blake Hamilton a The Associated Press. Hamilton representa a Hildale y la Oficina del Alguacil.

Hamilton dijo que los abogados del Departamento de Justicia habían amenazado en diciembre con presentar una demanda cuando se reunieron con él y otro abogado que representa a Colorado City.

"El Departamento de Justicia nos solicitó que desmanteláramos una comunidad", señaló Hamilton.

La Oficina del Alguacil y la autoridades de Colorado City no respondieron el jueves a mensajes que les dejó la AP para que comentaran sobre el particular.

De acuerdo con la demanda, en un caso de falta de ética de la policía, los agentes de los poblados rodearon y mataron a tiros a todos los perros por órdenes de Jeffs.

En el documento se afirma que los agentes permiten con regularidad agresiones de miembros de la secta contra no miembros, a quienes les destruyen cosechas y les causan estropicios. Los miembros también ingresan de manera indebida en las propiedades de los no miembros de la secta.

La Iglesia Fundamentalista practica la poligamia, un legado de las primeras enseñanzas de la Iglesia Mormona que sostiene que los matrimonios plurales traían glorificación en el Cielo.

Sin embargo, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, corriente principal de la fe mormona, abandonó la práctica en 1890 como una condición para que Utah se convirtiera en estado y excomulga a miembros que se involucren en tal práctica.

___

Felicia Fonseca contribuyó a este despacho desde Flagstaff, Arizona; Paul Weber contribuyó desde San Antonio, Texas.