Los ministros de Hacienda europeos se reunirán el jueves para encontrar una posición común ante las nuevas peticiones de la deuda griega, la posibilidad de enderezar la banca española y analizar nuevas formas de aumentar la confianza entre las 17 naciones de la eurozona.

La reunión de los ministros en Luxemburgo intentaría solucionar la crisis de la deuda soberana antes de la reunión cimera del 28 de junio. Los líderes de Alemania, Francia, Italia y España se reunirán en Roma el viernes.

Los temas más acuciantes incluyen la aprobación de un plan de rescate de la banca española si el gobierno tramita el jueves el pedido. Además, el gobierno recibirá dos auditorías independientes sobre el sector bancario antes que su ministro de Hacienda se reúna con sus colegas el jueves por la tarde.

La semana pasada, Madrid indicó que necesitará hasta 100.000 millones de euros (127.000 millones de dólares) para apuntalar sus bancos. Ese dinero será agregado a la deuda pública, empero, por lo que el gobierno quizá no pueda pagar el dinero. Ello ha encarecido mucho el dinero tomado a préstamo por España.

Los inversionistas están ansiosos por conocer el tamaño de las deudas y su impacto para fijar la situación de la deuda soberana española.

Además, los ministros debatirán el pedido griego de más tiempo para cumplir sus medidas de austeridad. El nuevo primer ministro Antonis Samaras dijo que su gobierno de coalición respetará los lineamientos generales del plan, aunque advirtió que los objetivos no son realistas. Los funcionarios europeos de Bruselas han indicado que el país necesita más tiempo, pese a la oposición alemana.

Finalmente, los ministros analizarán nuevas medidas para solucionar la crisis, especialmente en encarecimiento del dinero tomado a préstamo como los de España e Italia.

En los últimos dos años y medio de la crisis de la deuda soberana europea, Grecia, Irlanda y Portugal han tenido que solicitar rescates financieros ante la imposibilidad de endeudarse más. Ahora los inversionistas temen que España e Italia tengan que hacer lo mismo al encarar la misma posibilidad.