El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo hoy en Río de Janeiro que en Paraguay se gesta un "golpe de Estado" contra el gobernante Fernando Lugo, después de que la Cámara de Diputados de ese país decidiera abrir un "un juicio político" en su contra, informó en La Paz la agencia estatal ABI.

"Este golpe de Estado que se gesta en el Paraguay contra un presidente democráticamente elegido y apoyado por la mayoría del pueblo es un atentado contra la conciencia de los pueblos y contra los gobiernos que hoy impulsan profundas transformaciones en sus países de manera pacífica", sostuvo Morales.

El gobernante boliviano hizo las declaraciones tras participar en el plenario de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20.

"Convoco a los pueblos indígenas y a los movimientos sociales de América Latina a hacer un solo frente y unirse para defender la democracia en Paraguay y al presidente Lugo", agregó, según ABI.

Según el mandatario, existe una "estrategia de la derecha (paraguaya) destinada a derrocar a Lugo e interrumpir el proceso político" a favor de los más humildes y excluidos "como son los indígenas sin tierra".

El Congreso de Diputados de Paraguay, por 76 votos a favor y uno en contra, aprobó hoy la apertura de un "juicio político" para despojar a Lugo de su mandato por el mal manejo de la crisis desatada por la matanza de policías y campesinos en una hacienda la semana pasada. La decisión de iniciar el proceso, previsto en la Constitución paraguaya, está ahora en manos del Senado.