El Tesoro Público español adjudicó hoy 2.219,3 millones de euros en bonos a dos, tres y cinco años y tuvo que subir hasta 6,1 % en estos últimos, el nivel más alto desde 1996.

De los 2.219 millones de euros colocados, 699,5 fueron bonos con vencimiento en 2014; 917,6 millones, los de 2015; y 602,2 millones, los de 2017.

La demanda de las entidades superó los 7.761,2 millones de euros de modo que, como viene siendo habitual en las emisiones españolas, la proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado fue muy elevado, de 3,4 veces.