El volcán de Fuego de Guatemala reactivó hoy su actividad al registrar una erupción efusiva con columnas de ceniza que alcanzaron hasta los 800 metros de altura, sin que hasta el momento se registren víctimas ni daños materiales.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) dijo en un comunicado que la actividad del coloso se reanudó en la madrugada de este jueves con "efusión de lava con fuente incandescente en el cráter y constantes retumbos y sonidos de desgasificación".

El volcán de Fuego, ubicado a unos 50 kilómetros al sur de la capital guatemalteca, cuya actividad eruptiva se incrementó desde hace dos meses, también ha registrado flujos de lava que alcanzan más de 1.000 metros, los cuales son alimentados por una fuente incandescente en el cráter a una altura de 100 metros.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUME) advirtió que en las próximas horas "se pueden generar flujos piroclásticos -nubes ardientes con material volcánico a altas temperaturas-", por lo que recomendó no permanecer dentro de las barrancas en cercanías al volcán.

La actividad eruptiva del Fuego, el cual se extiende sobre los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla, ha obligado en dos ocasiones a las autoridades de Protección Civil a declarar alerta naranja para prevenir eventualidades.

Hasta el momento no se han reportado víctimas ni daños materiales por la erupción del volcán, pero las autoridades se mantienen en alerta para vigilar el comportamiento del coloso.