El presidente de Haití, Michel Martelly, reclamó hoy más atención a la lucha contra la pobreza en los debates sobre desarrollo sostenible de la Conferencia de la ONU Río+20.

"¿Cómo hablar de desarrollo sostenible sin hablar de las condiciones de supervivencia de la población y de los Estados débiles que tienen problemas para perdurar?", dijo Martelly en su discurso de la plenaria de la Río+20.

El gobernante haitiano señaló que su país, el más pobre de América, está más expuesto a los cambios climáticos y las catástrofes naturales que las naciones industrializadas debido a la pobreza y la inestabilidad política, y también por haber "devastado" sus bosques.

Martelly afirmó que Haití carece de recursos para enfrentar las catástrofes y alertó del "riesgo" de que no pueda contribuir al cumplimiento de los Objetivos del Milenio de la ONU.

El mandatario haitiano sostuvo que las promesas de desarrollo trazadas en la Cumpre de la Tierra de 1992 "no fueron cumplidas", por lo que demandó "medidas concretas y ambiciosas" para "vencer los desafíos de la pobreza y de los cambios ambientales".