El inglés y el español son las lenguas predominantes en la comunicación global, según el libro bilingüe "Word for word - Palabra por palabra" presentado hoy en Londres, en el que 22 expertos analizan la influencia de esos dos idiomas.

Aunque el inglés es la lengua más usada en el mundo, un 20 por ciento de la población la domina como segundo idioma y la hablan cerca de 1.600 millones de personas, el español tiene más hablantes nativos: 420 millones.

La influencia de ambos idiomas sigue creciendo: el número de personas que dominan el idioma de Shakespeare continúa aumentando, mientras que el porcentaje de adolescentes que se presentan a exámenes de español en Europa aumentó un 36 por ciento en el último año.

También en internet son las lenguas dominantes: un 80 por ciento del contenido virtual está en inglés, mientras en español, la tercera lengua más utilizada, hay un 8 por ciento, dos puntos más que en el año 2000.

El libro, publicado por Santillana y presentado hoy conjuntamente en Londres por el British Council y el Instituto Cervantes, también analiza los factores políticos, sociales y económicos que han contribuido a hacer del inglés y el español lenguas globales.

Los expertos también examinan su situación en las diferentes regiones del mundo así como los retos que afrontan en áreas como el aprendizaje del idioma, la ciencia o el comercio mundial.

Según explican en un comunicado las dos instituciones, "Word for word - Palabra por palabra", que se publicará en ambos idiomas, evita presentar el inglés como la única lengua global y demuestra la importancia del español en el mundo de los negocios en Estados Unidos y Latinoamérica.