El Gobierno estadounidense pidió hoy respeto al debido proceso y transparencia en el juicio político abierto al presidente de Paraguay, Fernando Lugo.

"En consonancia con el compromiso hemisférico con la democracia, es importante que la democracia de Paraguay y sus instituciones gubernamentales sirvan a los intereses del pueblo paraguayo", indicó el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. para América Latina, William Ostick.

"Por tanto, es sumamente importante que estas instituciones actúen de manera reflexiva y transparente, y que los principios del debido proceso y los derechos de los acusados sean respetados escrupulosamente", agregó.

Ostick indicó que EE.UU. está siguiendo el proceso "muy de cerca" a través de su embajada en Asunción y estará en contacto con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y otros líderes en la región como el canciller de Brasil, Antonio Patriota, que han mostrado su preocupación.

"Nos mantendremos en contacto con ellos y otros socios regionales para apoyar la democracia y las instituciones democráticas en Paraguay", subrayó el portavoz estadounidense.

El Congreso de Paraguay decidió hoy y abrió horas más tarde un juicio político a Lugo, que es acusado de mal desempeño de sus funciones, entre otros, por un enfrentamiento entre policías y campesinos que dejó 17 muertos, durante un desalojo de "sin tierras" el pasado día 15 en una hacienda de Curuguaty (nordeste).