Estados Unidos alabó hoy la "enorme valentía" del piloto sirio que aterrizó en Jordania y obtuvo asilo político, y confió en que su caso sirva de ejemplo al Ejército del país que, según aseguró, ya ha sufrido "cientos" de deserciones.

"Este es sólo uno de los incontables casos en los que los sirios, incluidos los miembros de las fuerzas de seguridad, han rechazado los horribles actos que el régimen les pide llevar a cabo. Y queremos ver más casos así", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.

"Hay muchos casos de deserciones a todos los niveles en el Ejército sirio. Cientos de ellas", añadió la portavoz, quien precisó que "la gran mayoría de los que se niegan a luchar por el régimen son de rango medio y bajo".

Por tanto, consideró "significativo" que el piloto sirio, identificado como el coronel Hasan Muri Hamada, "tomara un avión de 25 millones de dólares y volara a otro país para pedir asilo", en referencia a la aeronave Mig 21 cuyo rastro perdieron hoy las autoridades sirias y que aterrizó finalmente en Jordania.

"Así es como empiezan estas cosas", señaló Nuland, que recordó que Estados Unidos sigue "pidiendo a los miembros del Ejército sirio que renuncien a obedecer órdenes del régimen de (Bachar Al) Asad".

En cuanto a las nuevas medidas contra ese Gobierno, la portavoz reconoció que Estados Unidos mantiene abierta la posibilidad de un embargo de armas, aunque éste debe ser implementado en consenso con la comunidad internacional y en el marco de la ONU, en la que se debate un posible recurso a las sanciones del Capítulo 7.

"Mantenemos (la opción del embargo de armas) sobre la mesa para un futuro. Pero tenemos que estar seguros de que si vamos en esta dirección, tendremos el apoyo unánime del Consejo de Seguridad (de la ONU)", indicó Nuland.

La portavoz rechazó informes de la prensa británica según los cuales Estados Unidos quiere invitar a Al Asad al primer encuentro del nuevo grupo de contacto para Siria impulsado por el enviado de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, y que se celebrará probablemente a finales de este mes en Ginebra.

Estados Unidos mantiene además su negativa a que Irán participe en esa cita, e insistirá en ella en que Al Asad "debe abandonar el poder y el país", explicó Nuland.

De forma paralela a ese encuentro, se celebrará en El Cairo otro foro entre la comunidad internacional y la oposición siria, a principios de julio, "para continuar las consultas que tuvimos en Estambul la semana pasada sobre el plan para la transición siria", añadió.

Un centenar de personas murieron hoy a causa de los intensos bombardeos de las tropas del régimen sirio contra los feudos de la oposición en Homs (centro), Deraa (sur) y la periferia de Damasco, según informaron varios grupos opositores.