Cinco dirigentes de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) de Uruguay iniciaron hoy una huelga de hambre para reclamar al Gobierno mejores salarios y otras reivindicaciones.

La medida se inició debido a la "falta de diálogo" de parte del Gobierno del presidente José Mujica, dijo a Efe Ana Méndez, secretaria de finanzas de Fenapes.

Méndez tenía previsto ser parte de quienes realizan la protesta, pero por "razones de salud" los médicos que supervisan la huelga de hambre le aconsejaron que se quedara al margen.

La protesta tiene por objetivo "tres puntos básico" reclamar a las autoridades "mejoras en los edificios" donde funcionan los liceos, "crear mas cargos para educadores" y un "aumento de salarios", señaló la dirigente sindical.

"Es fácil darse cuenta de que en los tres temas hay grandes carencias y esperamos que esta huelga de hambre sensibilice al Gobierno y a los políticos sobre la necesidad de urgente soluciones", agregó Méndez.

Sobre el alcance de la protesta, la dirigente de Fenapes dijo que "una huelga de hambre se sabe cuando se inicia, pero nunca cuando termina".

Los huelguistas se alojan en la sede del sindicato de los Funcionarios de la Salud Pública, ubicada en el centro de Montevideo, y son controlados por médicos y enfermeros.

Además, Fenapes convocó a paros parciales por zonas desde hoy y hasta el martes 26.

Para el miércoles 27 de junio la Federación de profesores fijó una huelga nacional de 24 horas.