Codelco, la mayor productora de cobre en el mundo, concretó este jueves una inversión de 170 millones de dólares en materia medioambiental, con el fin de mejorar sus operaciones en la división Ventanas, y disminuir allí sus emisiones en un 33 % a 2015.

El lanzamiento de estos proyectos denominados "Nueva Ventana", se realizó en la planta de la empresa y contó con la presencia del intendente (gobernador) regional, Raúl Celis, parlamentarios la zona, representantes de la comunidad y trabajadores de la empresa.

Según Codelco, estos proyectos se insertan en el acuerdo de producción limpia del polo industrial Puchuncaví-Quintero, que en el mes de junio, completó su primera etapa, con un plan de inversión de los primeros 31 millones de dólares y la implementación de siete medidas para disminuir sus emisiones de material particulado y dióxido de azufre (SO2) al ambiente.

Entre estas medidas, se cuenta la puesta en operaciones de un nuevo campo de precipitador electroestático, que permitirá aumentar la capacidad de captura de material particulado, como también la inauguración de un moderno centro de concentrado y la instalación de casi un kilómetro de cierres perimetrales.

"Hoy inauguramos la segunda etapa de nuestro plan de inversiones y una nueva fase en nuestras operaciones, llamada Nueva Ventanas, con mejores estándares medioambientales", dijo José Sanhueza, gerente general de la División Ventanas de Codelco.

En esta etapa, la División Ventanas llevará a cabo ocho medidas adicionales, como instalar campanas secundarias para captar y luego limpiar los gases fugitivos de la fundición e instalar un filtro adicional en la chimenea de secado de la fundición.

El monto total de 170 millones de dólares del plan de inversión de Codelco, es el más alto que una empresa del polo industrial Puchuncaví-Quintero, situado unos 180 kilómetros al noroeste de Santiago, haya destinado a mejorar sus estándares medioambientales.

"Tenemos un cronograma de trabajo definido, metas concretas y la resuelta convicción de seguir aportando a la pequeña y mediana minería de Chile, a la comunidad y al desarrollo de nuestra región y el país", añadió Sanhueza.

La División Ventanas es una de 14 industrias de la bahía de Quintero, que mira al Pacífico, a la que pronto se sumará una nueva termoeléctrica.

"Invitamos a todas las empresas del polo industrial a sumarse a la iniciativa de disminuir sus emisiones netas al ambiente. De esta manera contribuiremos a una convivencia cada vez más armónica con la comunidad y el entorno", agregó Sanhueza.

La Fundición Ventanas ha sido acusada en varias oportunidades como responsable de la grave contaminación que sufre la localidad de Quintero e incluso una orden judicial ordenó la paralización de su principal fundición, aunque posteriormente fue revocada la medida.

La localidad está declarada como zona saturada de anhídrido sulfuroso y material particulado respirable desde hace 13 años.