El influyente ex presidente iraní criticó el jueves a las potencias mundiales por su "deshonestidad" en las recientes conversaciones nucleares en Moscú.

A Akbar Hashemi Rafsanjani lo asocian con una rama centrista del establecimiento clerical de Irán que apoya las líneas generales de su controvertido programa nuclear, pero es más abierto a los acuerdos con Occidente que los conservadores de línea dura.

Sin embargo, sus declaraciones, publicadas el jueves por el diario independiente iraní Shargh, sugieren que esta tendencia también se siente cada vez más frustrada por las negociaciones entre Teherán y un grupo de seis potencias mundiales (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania).

Dos días de intensas conversaciones nucleares en Moscú concluyeron el martes. Las dos partes únicamente acordaron continuar con conversaciones de bajo nivel a principios de julio.

El periódico citó a Rafsanjani diciendo que Occidente busca una "política de intimidación" contra Irán.

Occidente sospecha que Irán busca construir armas nucleares, una acusación que Teherán niega.