Los precios de las acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York cerraron el miércoles con una ligera baja debido a que la Reserva Federal no dio a los inversionistas mucho por lo cual estar emocionados.

El promedio industrial del Dow Jones cerró con baja de 12,94 puntos, o una décima de punto porcentual, y se ubicó en 12.824,39 unidades. El índice Standard & Poor's 500 disminuyó 2,29 puntos, o 0,2%, y terminó en 1.355,69 enteros. El índice compuesto Nasdaq aumentó 0,69 puntos, una fracción de punto porcentual y concluyó en 2.930,45 unidades.

La Fed dijo que mantendrá su programa "Operación Twist" hasta finales de año, en lugar de dejar que expire al término de junio. El programa tiene como fin mantener bajas las tasas de interés de largo plazo mediante la venta de deuda de corto plazo y la compra de deuda de largo plazo del gobierno estadounidense.

A los inversionistas les gustó eso, pero el banco central dijo además que está viendo un desempleo alto y un mercado de vivienda deprimido.

Procter & Gamble Co., fabricante de productos de consumo, dijo que la demanda está disminuyendo. La venta de sus productos, que incluye el detergente Tide y las baterías Duracell, es una buena ventana para observar el comportamiento de la economía.

Las emisoras al alza y a la baja se dividieron equitativamente. El volumen fue promedio, con 3.800 millones de acciones operadas.

Los economistas señalaron que las tasas de interés de largo plazo se encuentran en niveles bajos casi sin precedentes, y que los consumidores y empresas que no piden prestado hoy no necesariamente pedirán prestado mañana sólo porque sea un poco más barato hacerlo.

La Fed también redujo considerablemente su perspectiva del crecimiento económico de Estados Unidos. El presidente del banco central Ben Bernanke dijo que la economía crecerá este año no más de 2,4%, una baja respecto del pronóstico de abril de no más de 2,9%.

"Lo que a los mercados en verdad no gustó es que Bernanke redujera considerablemente (la previsión de) el crecimiento", dijo Doug Cote, estratega jefe de mercados en la firma ING Investment Management.

Los índices descendieron apenas la Fed hizo su anuncio a las 12:30 (1630 GMT), después regresaron al nivel en el que se encontraban. Se trató de la reacción natural más reciente a los titulares noticiosos en un mercado accionario al que han afectado en las últimas semanas los temores de una posible ruptura de la unión monetaria europea de 17 naciones.

"Es evidente que continuamos en un mercado de compradores y vendedores, es un mercado que continúa reaccionado a los acontecimientos noticiosos, entre estos el de la Fed, casi hora por hora, si no es que minuto a minuto", dijo Quincy Krosby, estratega de mercados de la firma Prudential Financial.

Los mercados en Europa cerraron al alza y el euro se fortaleció frente al dólar. De los índices de referencia, el de Alemania ganó 0,5%, el de Gran Bretaña 0,6% y el de Italia, 2,1%.

Los costos de los préstamos bajaron en Europa. Disminuyeron los rendimientos en los bonos del gobierno en España e Italia, señal de que los inversionistas están menos preocupados sobre las finanzas de ambos países.

El rendimiento en el bono del Tesoro a 10 años aumentó de 1,62% a 1,63% debido a que los inversionistas retiraron dinero de activos de bajo riesgo.

En Japón, el Nikkei 225 cerró con un alza de 1,1% en 8.752,30 puntos. El índice Hang Seng de Hong Kong ganó 0,5, hasta 19.518,85 puntos; y el sudcoreano Kospi subió 0,7% a 1.904,12 puntos. En Australia, el S&P/ASX 200 añadió 0,2%, hasta 4.132,40 puntos. Los principales índices en Singapur, Taiwán e Indonesia también subieron.