El Gobierno de Uruguay planea legalizar la venta de marihuana para evitar que los adolescentes consuman pasta base de cocaína, una droga más dura y adictiva, que es señalada como la causa de la virulencia de la delincuencia juvenil en el país, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

Esta es una de las medidas contra la inseguridad en las calles que el Ejecutivo presidido por el exguerrillero José Mujica, del izquierdista Frente Amplio (FA), presentará este miércoles en una rueda de prensa.

Fuentes del Ministerio del Interior explicaron que la iniciativa "requiere un proyecto de ley que todavía debe ser redactado".

Según trascendidos en la prensa uruguaya, el Gobierno pretende "establecer registros de consumidores" para otorgarles "hasta cuarenta cigarrillos (de marihuana) por mes" y la comercialización de esa droga incluirá "un impuesto para destinar a la rehabilitación de las personas adictas" a otras drogas más duras.