La campaña para las elecciones al Consejo General del próximo 7 de julio ha arrancado con timidez en Trípoli y otras ciudades libias, marcada por la indiferencia de una población que ha vivido casi medio siglo alejada de la cultura política.

En la capital, los carteles con las fotos de los candidatos son visibles las principales plazas de la ciudad y en algunos barrios.

Sin embargo, la propaganda política que comienza a alterar el paisaje urbano no parece suscitar un gran interés entre los ciudadanos, que aún se desperezan de la pesadilla política en la que Muamar el Gadafi los mantuvo sumidos durante cuatro décadas.

En el censo electoral se han inscrito alrededor de 2,7 millones de libios, de los cuales más de un 80% son electores potenciales.

Unos 3.700 candidatos, entre independientes y representantes de los 142 partidos que concurren a estas elecciones, compiten por los 200 escaños del Consejo Nacional General, que sustituirá al Actual Consejo Nacional de Transición (CNT), la máxima autoridad política.

Los preparativos se han llevado a cabo a contrarreloj, lo que forzó a las autoridades a prolongar en varias ocasiones el cierre de los plazos de inscripción, tanto a electores como a candidatos.

Estos retrasos en cadena obligaron también a aplazar la fecha de la cita electoral, prevista en principio para el 19 de junio.

La campaña, que arrancó el lunes y finalizará el próximo día 5, parece haberse contagiado y los mítines aún no han comenzado.

El despiste político es evidente entre muchos ciudadanos. Preguntada por Efe, una tripolitana que se identifica como Salma confiesa que pensaba que las fotografías de los candidatos que empapelan la ciudad eran de mártires de la revolución.

Una vez informada sobre la naturaleza de los nuevos carteles, Salma se pregunta por qué las autoridades han reemplazado las fotos de los mártires por las de candidatos políticos.

Más allá del desinterés de ciudadanos como Salma, en las redes sociales sí ha comenzado una efervescente "campaña electrónica" difundiendo las fotos y los programas de los candidatos.

El muftí de Libia, Al Sadeq al Gariani, ha advertido de que algunos candidatos han difundido en internet fotografías en las que aparecen junto a él y ha subrayado que esto no presupone su apoyo.

La actividad en la red contrasta con la escasa propaganda política vista hasta ahora en los medios escritos y audiovisuales.

Para el ingeniero Abderrazak al Bajbaji, el retraso con el que se llevó el registro de candidatos, electores y partidos, y la falta de cultura política son las causas del tímido arranque de la campaña, la primera que se celebra desde 1964, cinco años antes de que Gadafi diera el golpe de Estado que le llevó al poder.

La principal misión del Consejo General que surja de las urnas será nombrar una comisión para elaborar una Constitución, que los libios refrendarán de nuevo en las urnas.

El comienzo de campaña es tímido en Trípoli, pero en localidades como Derna, situada a 1.450 kilómetros al este de la capital o en Merzaq, 950 kilómetros al sur, ni siquiera es perceptible, indicaron a Efe por teléfono dos habitantes de esas localidades.

"Las dificultades financieras y el retraso en la llegada de los materiales de los candidatos no han permitido que arranque la campaña", dijo a Efe el periodista Takyedin Eshelui, residente en Derna, y cuyo padre es uno de los candidatos al Consejo General.

Rachad Alioua, un activista político de Merzaq, explica, por su parte, que el déficit de medios de comunicación y la falta de experiencia son las principales razones por las que la campaña aún no haya dado el pistoletazo de salida en su ciudad.

Mientras, localidades situadas en la región de Yebel Nafusa, al suroeste de Trípoli, o en Kufra, en el extremo sureste del país, aún viven inmersas en conflictos tribales, lo que dificulta cualquier actividad política.

El presidente del CNT, Mustafa Abdulyalil, instó el pasado día 12 a sus compatriotas a formar una fila "alejados de las armas" y fijar su mirada las elecciones legislativas del próximo 7 de julio.

Mientras, el presidente de la Comisión Suprema Electoral, Buri al Bar, pidió el fin de semana a los candidatos independientes y a los representantes de los partidos respeto y prudencia para "evitar conflictos que puedan poner en peligro la estabilidad del país".

HASH(0x864520c)

Esam Zuber