El Senado de Nueva York rechazó el miércoles un proyecto de ley que buscaba proveer a estudiantes sin autorización migratoria ayuda financiera del gobierno, lo que abre la puerta a una lucha electoral por el voto de los migrantes en Nueva York para las elecciones de noviembre.

El proyecto de ley "Dream Fund", que está relacionado con los esfuerzos a nivel nacional por ayudar a jóvenes inmigrantes, es una de varias medidas que fueron descartadas o que pasaron por un atropellado proceso de aprobación en los últimos dos días de la sesión ordinaria. Los legisladores cubrieron diversos proyectos de ley el miércoles, incluyendo la votación final para crear una nueva agencia para mejorar la protección de personas discapacitadas en instalaciones estatales.

El proyecto de ayuda para la matrícula, respaldada por los demócratas, permitiría que los inmigrantes no autorizados soliciten asistencia, como las becas ofrecidas por el Programa de Ayuda para la Matrícula. La medida fue apoyada por la bancada legislativa de negros, puertorriqueños, hispanos y asiáticos.

La medida fue aprobada abrumadoramente en la Asamblea, de mayoría demócrata, pero la mayoría republicana del Senado no la envió al pleno. Ello convertirá el trato a los inmigrantes no autorizados en un tema de campaña para los senadores demócratas, que buscarán obtener la mayoría en las elecciones de noviembre.

"Para todos esos jóvenes soñadores, Nueva York de nuevo tiene la oportunidad de ser pionero", dijo el asambleísta demócrata Francisco Moya. "Esta es una situación con la que todos ganan en Nueva York. Esta es una oportunidad para que nosotros eduquemos a la generación que viene. La mayoría de estos chicos han llamado a este país su hogar durante la mayor parte de sus vidas".

Las nuevas políticas migratorias del presidente Barack Obama y la iniciativa DREAM Act respaldada por los congresistas demócratas han hecho del trato a los inmigrantes un tema importante de la campaña presidencial.

"Este es un asunto de equidad y llega directamente al centro de nosotros como neoyorquinos y estadounidenses", dijo el senador Jeffrey Klein, un demócrata que representa al Bronx y a parte del Condado de Westchester.

La mayoría republicana del Senado no hizo comentarios al respecto. A nivel nacional, los republicanos — entre ellos su candidato presidencial Mitt Romney — se encuentran en el límite entre ayudar a los inmigrantes no autorizados y no querer verse indulgentes ante el delito de ingresar a territorio estadounidense sin autorización legal.

___

Gráfico interactivo

http://hosted.ap.org/interactives/2012/migracion/