La Policía Metropolitana de Londres advirtió hoy de que Julian Assange ha violado las condiciones de su arresto domiciliario en el Reino Unido, al refugiarse en la Embajada de Ecuador en la capital británica, y podría ser detenido.

El fundador de WikiLeaks se refugió ayer en la Embajada ecuatoriana en Londres para pedir asilo político, cinco días después de que el Tribunal Supremo británico autorizase su extradición a Suecia, donde está acusado de presuntos delitos sexuales.

Una portavoz de Scotland Yard dijo hoy a Efe que Assange, de 40 años, podría ser detenido por haber abandonado el domicilio establecido en las condiciones de su arresto, que lo obligaban además a quedarse en ese lugar cada noche entre las 21.00 y las 07.00 GMT.

La portavoz no especificó qué ocurrirá si Julian Assange decide abandonar el recinto diplomático ecuatoriano, donde la policía británica no tiene jurisdicción para actuar.

El Gobierno ecuatoriano señaló ayer que, en base a la declaración universal de derechos humanos de la ONU, está estudiando la petición de asilo presentada por Assange, que tomó por sorpresa incluso a algunos de sus partidarios.

El periodista y "exhacker" australiano estaba en arresto domiciliario en el Reino Unido desde que en diciembre de 2010 fue detenido a requerimiento de la fiscalía sueca por tres cargos de supuestos abusos sexuales.

El Ministerio británico de Exteriores dijo previamente que el fundador de WikiLeaks se encuentra ahora en territorio diplomático y por tanto "fuera del alcance de la policía".

El Gobierno británico colaborará con las autoridades ecuatorianas para resolver "cuanto antes" la situación.

Julian Assange pidió ayer asilo político en la Embajada de Ecuador en Londres con el fin de evitar su inminente entrega al país escandinavo, algo que podría ocurrir desde el día 28 de este mes.

El fundador de WikiLeaks, que ha revelado miles de documentos confidenciales de gobiernos de todo el mundo, fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010 después de ser acusado en Suecia de tres delitos de agresión sexual y uno de violación a dos mujeres suecas en agosto de ese año.

En su comunicado, la Embajada ecuatoriana apuntó ayer que "la decisión de considerar la petición de asilo de Assange no debe ser interpretada de ninguna manera como una interferencia del Gobierno de Ecuador en los procesos judiciales en el Reino Unido o Suecia".