Los adversarios del presidente Hugo Chávez exigieron el miércoles una revisión del registro electoral por haber detectado a miles de personas con idénticos nombres, iguales fechas de nacimiento y domicilios, solo con distintos números de cédula.

Enrique Márquez, miembro del comando de campaña del candidato opositor Henrique Capriles, entregó un documento en el que exigen a las autoridades electorales "una respuesta inmediata sobre las impugnaciones".

"Impugnamos sobre el Registro Electoral una cantidad de datos de unos 60.000 registros que afectaban a 30.000 ciudadanos y no ha habido respuesta oficial", indicó el dirigente opositor.

"No nos enfocamos en el posible impacto electoral sino en los derechos de los ciudadanos", acotó. Más de 19 millones de personas conforman el padrón electoral.

Márquez destacó que "hay casos en los que aparecen un conjunto de individuos con el mismo nombre, fecha de nacimiento, zona de residencia, pero distinto número de cédula de identidad... fallecidos y personas con edades entre los 111 y 129 años".

El Consejo Nacional Electoral (CNE) insiste en que el padrón electoral "no tiene mayores problemas... incluso preparó un informe, pero no da respuesta a las impugnaciones sobre este universo electoral", indicó Márquez en declaraciones a periodistas.

Formuló sus declaraciones tras la entrega de sus demandas, que incluyeron la denuncia de traslados "no solicitados" por los electores a otros centros de electorales, alejados de su anterior lugar de votación.

Algunos venezolanos, incluyendo varios líderes de oposición, ven con desconfianza a los rectores del CNE por venir en su mayoría de las filas del oficialismo y acusan al presidente Hugo Chávez de copar con funcionarios leales a su gobierno las instituciones, como el Tribunal Supremo, el CNE y la Fiscalía.

Chávez niega las acusaciones insistiendo que todas las instituciones nacionales son totalmente independientes, y sostiene que Washington está detrás de sus enemigos para tratar de desacreditar el sistema electoral.

Socorro Hernández, una de los cinco directores del CNE, afirmó el miércoles que los venezolanos "tenemos un sistema electoral que tiene una cantidad de auditorias como no hay en ningún otro sistema del mundo. Ningún elector tiene que temer, cualquier problema será resuelto".

El jefe del comando de campaña oficialista, Jorge Rodríguez, desestimó la denuncia y afirmó que está "forma parte de una campaña de desprestigio".

"No hay en el mundo entero un sistema electoral que se equipare al sistema venezolano en transparencia, en respeto del voto popular", dijo Rodríguez, quien fungió como presidente del CNE en los comicios presidenciales de 2006 y posteriormente ejerció el cargo de vicepresidente ejecutivo del gobierno de Chávez.

El gobernante, que asumió el mando en 1999 y busca la reelección por seis años más, sigue al frente en las preferencias del electorado, según las principales encuestas.

Chávez, de 57 años y que desde hace un año lucha contra el cáncer, ha reducido sus apariciones públicas debido a los padecimientos generados por la enfermedad. Esto, sin embargo, no ha tenido mayor impacto en su popularidad.

Capriles, su principal contendor, ha quedado rezagado en los sondeos de opinión, que varían mucho de unos a otros. Algunas encuestas esgrimidas por el gobierno han dado a Chávez una ventaja de 20 puntos, aunque otras han reducido esa diferencia, algunas incluso a menos de 5 puntos.