El presidente Barack Obama admitió que la situación económica en Europa pudiera afectar sus probabilidades de ser reelecto en noviembre.

Antes de partir de la cumbre económica del Grupo de los 20 en México el martes, Obama expresó su confianza en la capacidad de Europa de resolver su crisis financiera.

Enfrentando sus propios problemas económicos en estados Unidos, Obama dijo que si Estados Unidos da los "pasos apropiados" y hace lo que tiene que hacer, "entonces la política seguirá el paso".

Dijo que el Congreso tiene que concentrarse en propuestas que estimulen la creación de empleos y el crecimiento económico. El presidente ha presionado a los republicanos en la Cámara Baja para que respalden una agenda de empleos que no ha progresado hasta ahora en el Congreso.

En una conferencia de prensa efectuada en Los Cabos, México, luego de la cumbre del G-20, Obama dijo que los líderes europeos "entienden la gravedad" de sus crisis de deuda y actúan con un "sentido de urgencia intensificado" para hallar una solución.

Agregó que los problemas económicos de Europa no serán resueltos por el G20, ni por Estados Unidos, sino por las naciones europeas, e indicó que Estados Unidos no ofrecerá ninguna promesa financiera a sus socios internacionales.

Obama se involucró en las discusiones de la cumbre sobre la crisis en Europa, con posibles repercusiones para la economía estadounidense — que todavía se está recuperando de una recesión— y en los planes reelección del presidente. Al respecto, reconoció que los problemas económicos de Europa, así como la continua incertidumbre económica en Estados Unidos, "tienen el potencial de impactar algo en las elecciones".

El mandatario dijo que confiaba en que los europeos podrán resolver el problema, pero también reconoció el desafío que enfrentan, porque cada país debe aprobar por separado cualquier acción para estabilizar a la unión fiscal.

Se espera que los líderes europeos den a conocer los detalles de los siguientes pasos para solucionar la crisis económica durante una cumbre en Bruselas la próxima semana.

Consciente de su audiencia de electores estadounidenses, Obama declaró que lo "mejor que Estados Unidos puede hacer es crear empleos y crecimiento en el corto plazo, incluso mientras seguimos poniendo en orden nuestra casa fiscal con miras a largo plazo".

Aunque la crisis europea abarcó la mayor parte de la cumbre, Obama se separó de las principales reuniones para abordar otros temas mundiales, más notablemente sobre la violencia en Siria.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino