Un coche bomba hizo explosión el miércoles mientras un juez local llegaba a su despacho, causando la muerte a dos personas e hiriendo a 16 en una ciudad del norte de Irak atribulada por las tensiones étnicas, dijo un funcionario policial.

El coronel de la policía Shezat Mofriee señaló que la explosión del miércoles por la mañana ocurrió cuando el juez en lo penal Aziz Ibrahim llegaba a su juzgado cerca de una estación policial en el centro de Kirkuk, situado a 290 kilómetros (180 millas) al norte de Bagdad.

Mofriee dijo que el juez y dos de sus guardaespaldas estaban entre los heridos. Tres policías también sufrieron lesiones.

La explosión también provocó un incendio en por lo menos una tienda.

Kirkud es una ciudad con divisiones étnica entre curdos, árabes y de ascendencia turca. Cada grupo se considera con derecho a tener el control de la ciudad y las tierras adyacentes ricas en crudo.