Milicias palestinas en Gaza dispararon desde de madrugada al menos quince cohetes contra Israel, mientras que el Ejército de este país continuó con sus ataques a posiciones en la franja palestina, informó el Ejército israelí.

Entre los proyectiles disparados desde Gaza hay un cohete del tipo Grad, de 122 milímetros, que impactó cerca de la ciudad de Bersheva sin causar víctimas, informan medios locales.

Otros dos proyectiles cayeron en ciudades del sur del país, sin provocar víctimas aunque sí leves daños materiales.

Los disparos se producen después de que en la jornada de ayer al menos 40 cohetes fueran disparados desde Gaza contra Israel, que a su vez atacó numerosos objetivos en la franja.

De madrugada aparatos de la Fuerza Aérea de Israel bombardearon diferentes puntos del norte de Gaza, después de que horas antes, aún por la noche, atacara seis posiciones.

Un comunicado del Ejército israelí indica que los objetivos de la aviación eran "sitios de actividad terrorista en Gaza" y que los ataques se produjeron "en respuesta al constante fuego desde la franja".

Israel responsabilizó una vez más al grupo islamista Hamás, que controla Gaza desde 2007, de cualquier acto hostil que emane de ese territorio.

La noche pasada un oficial de la Patrulla de Fronteras israelí resultó herido grave cuando un cohete alcanzó una zona residencial al oeste del desierto del Neguev, próximo a Gaza.

En el mismo suceso resultaron heridos otros tres agentes aunque de carácter leve, y todos ellos fueron trasladados al hospital Barzilai de Ashkelón, próximo a la frontera norte de la franja.

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, manifestó ayer estar estudiando "todas las posibilidades" a su alcance, según dijeron fuentes de Defensa a la edición electrónica del diario Yediot Aharonot, sin descartar una mayor escalada de la violencia.

Sus palabras seguían a una reunión especial convocada para analizar la escalada de la tensión en los últimos días y después de que la Fuerza Aérea israelí atacara durante la jornada de ayer a varios de los comandos que disparan desde Gaza.

Desde el lunes, seis palestinos murieron en Gaza a causa de los bombardeos israelíes, dos de ellos adolescentes.

Por otra parte, una niña de 2 años murió ayer el sur de Gaza capital por la explosión de un cohete que los palestinos atribuyeron a la Fuerza Aérea israelí, que aseguró no haber realizado ningún bombardeo en el momento en que se produjo ese deceso.

El brazo armado de Hamás, las Brigadas Azedín al Kasam, reivindicó ayer el lanzamiento de al menos 16 cohetes contra Israel y amenazó con seguir los ataques si el ejército israelí no interrumpe las incursiones y bombardeos.

Entretanto, las fuerzas de seguridad israelíes mantienen la máxima alerta en torno a la frontera con la franja.