Las acciones de Research In Motion (RIM), el fabricante de BlackBerry, abrieron hoy con una caída de casi el 4 % en la bolsa de Toronto tras confirmar la firma que ha empezado a despedir trabajadores para recortar 1.000 millones de dólares en costes.

La compañía canadiense no ha especificado cuántos empleados serán despedidos, pero informó en un comunicado de que "RIM ha reducido algunas posiciones como parte de este programa y puede seguir haciéndolo a medida que la compañía prosigue la revisión de la empresa".

El verano pasado, RIM ya despidió a 2.000 personas. La empresa tiene en la actualidad unos 16.500 empleados en todo el mundo.

La firma RBC Capital Markets estima que RIM podría ahorrar entre 200 y 300 millones de dólares estadounidenses al año con la eliminación de 2.000 puestos de trabajo.

RIM, que creó el concepto de "smartphones", ha sido incapaz hasta el momento de adaptarse a los nuevos tiempos y encarar la competencia que suponen el iPhone de Apple y los teléfonos con el sistema Android.