La tercera tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico, "Chris", se desplaza hoy rápidamente por aguas del Atlántico norte y no representa de momento una amenaza para zonas pobladas, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

"Chris" se formó este martes al sur-suroeste de Cabo Race, en Terranova (Canadá), pero no representa una amenaza y se pronostica que "se convierta en un sistema postropical mañana, jueves," cuando se interne en aguas frías, indicó el CNH en su boletín de las 09.00 GMT.

La tormenta, que presenta vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora, se encontraba a esa hora cerca de la latitud 38,2 grados norte y 53,5 grados oeste, a unos 945 kilómetros al sur de Cabo Race.

Esta es la tercera tormenta de la temporada en la cuenca atlántica que comenzó oficialmente el pasado 1 de junio y se prolonga hasta el 30 de noviembre.

Antes de iniciar la temporada, se formaron dos tormentas: "Albert" el 19 de mayo y "Beryl" el 28 de ese mismo mes.

"Beryl" se abatió sobre el noreste del estado de Florida con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora y causó el corte temporal de suministro eléctrico a por lo menos 200.000 usuarios.

Los meteorólogos dijeron que es la primera vez que una tormenta con esa intensidad toca tierra en mayo en Estados Unidos.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) pronosticó una "temporada menos activa con relación a años recientes" para la cuenca atlántica.

Se prevé que se formen entre 9 y 15 tormentas tropicales, de las que entre 4 y 8 se transformarían en ciclones y de estos entre 1 y 3 alcanzarán las categorías 3, 4 y 5, las mayores en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de 5, según la NOAA.