El Senado italiano decidió retirar la inmunidad parlamentaria al ex tesorero del partido Margherita, de centro-izquierda, acusado de desfalcar 23 millones de euros de fondos públicos para darse la buena vida.

Poco después de la votación del miércoles, Luigi Lusi fue encarcelado en la prisión principal de Roma, mientras su esposa nacida en Canadá permanece bajo arresto domiciliario.

Los fiscales acusaron a Lusi de apropiarse indebidamente de 23 millones de euros (unos 29 millones de dólares) de las arcas de su partido para adquirir propiedades en Canadá e Italia. Admitió haber tomado algo de dinero pero afirma que lo hizo siguiendo órdenes. Dijo el miércoles al Senado que lo estaban usando como chivo emisario.

Es el segundo escándalo sobre fondos de partidos que conmueven el ambiente político italiano este año. El titular del partido derechista Liga del Norte renunció después que su hijo fue acusado de usar fondos del partido con fines personales.