Si la economía de Estados Unidos empeora, la Reserva Federal está abierta a la idea de comprar más bonos del Tesoro a fin de reducir las tasas de interés a largo plazo e impulsar el crecimiento, aseguró el miércoles el presidente de la Fed, Ben Bernanke.

"Si no vemos más mejoras en el mercado laboral, estaremos preparados para tomar medidas adicionales si es necesario", dijo Bernanke en una conferencia de prensa tras la reunión de políticas de la Fed, la cual se realizó por dos días.

Bernanke dijo que la Reserva Federal dio un paso importante el miércoles, cuando acordó ampliar un programa para intercambiar bonos a corto plazo por otros a un plazo más largo. El programa, llamado Operación Enganche, busca reducir las tasas de interés a largo plazo para promover los créditos y el gasto.

Sin embargo, subrayó que la Fed está abierta a tomar más medidas, si es necesario.

El programa responde al debilitamiento en la contratación de personal y el lento aumento en el gasto del consumidor.

La Operación Enganche continuará por lo menos hasta fines de año. La Fed ha vendido 400.000 millones de dólares en notas de la Tesorería a corto plazo desde septiembre y ha comprado papel a largo plazo.

Bernanke dijo previamente que la Fed destinará otros 267.000 millones de dólares hasta fines de diciembre con ese fin.

Empero, la prolongación de la Operación Enganche quizá no aporte más beneficios. Los créditos a largo plazo han bajado ya a niveles récord y los consumidores que no han contratado préstamos quizá tampoco lo hagan aun si los intereses bajan un poco más.

La economía estadounidense muestra síntomas de un mayor debilitamiento que durante la reunión anterior de la Reserva Federal en abril. En aquel entonces el crecimiento era más robusto, pero se debilitó en el primer trimestre.