El presidente peruano, Ollanta Humala, admitió hoy en la conferencia Río+20 que "durante siglos" en su país se cometieron "errores terribles" en relación al medio ambiente, pero aseguró que ahora Perú se propone ponerse a la cabeza de la defensa de la Amazonía.

Humala reconoció que, sobre todo en la región amazónica, en Perú se permitió durante siglos una "extracción intensiva" de recursos naturales que causó gravísimos daños al ecosistema que solamente se han comenzado a reparar en los últimos años.

Explicó que el "esfuerzo ya iniciado" apunta en la dirección de "integrar el desarrollo económico con políticas sustentables", que permitan garantizar el crecimiento y la inclusión, pero sin permitir que continúe la agresión contra la naturaleza.

Según Humala, una política de protección de selvas que comenzó en 1992 y ha sido mejorada y profundizada desde entonces ha permitido que, actualmente, las áreas protegidas sean equivalentes al 17 por ciento del territorio peruano.

El presidente aseguró que su "compromiso" ahora es lograr una "incorporación total de la dimensión medioambiental en todas las políticas, mejorar la gobernabilidad ambiental, actualizar marcos normativos y fortalecer el marco institucional" del Ministerio del Medio Ambiente.

Humala declaró que su objetivo final es "poder conversar de una manera sustentable" con la "valiosa biodiversidad" peruana, uno de los ocho países responsables por la preservación de la Amazonía.