La policía capturó el miércoles a un hombre armado con antecedentes de problemas siquiátricos que había tomado cuatro rehenes en un banco de Tolosa aduciendo motivos religiosos, informaron las autoridades.

Los rehenes fueron liberados ilesos y el pistolero resultó levemente lesionado, dijo el oficial de policía regional Frederic Tamisier. Otro policía especificó que fue herido en una pierna, aunque no estaba en claro de qué modo.

Se oyeron disparos en el lugar en el momento en que el individuo fue capturado.

El incidente provocó temor en esta ciudad donde en marzo un pistolero, que según la policía tenía vínculos con al-Qaida, mató a tres escolares judíos, un rabino y tres paracaidistas. Fue el peor ataque terrorista en Francia en varios años y condujo a operaciones contra supuestos islamistas radicales en toda Francia.

En el episodio del miércoles, un hombre armado entró en una sucursal del banco CIC en el centro de Tolosa a las 11 a.m. (0900GMT) y tomó como rehenes al director del banco y tres empleados, dijo la policía.

Según el alcalde Pierre Cohen, las autoridades sabían que el individuo tenía problemas siquiátricos.

El fiscal Michel Valet dijo que durante las negociaciones, el pistolero dijo que quería aclarar que su acción tenía motivos religiosos.

"El captor... quiere hacernos saber que no actúa por dinero y que sus motivos provienen de su convicción religiosa", dijo Valet a la prensa. No aclaró el mensaje ni la fe del pistolero.

La prensa francesa reportó que el individuo manifestó adhesión a al-Qaida. Los policías que hablaron con The Associated Press no pudieron confirmarlo.