Las sanciones contra Irán "seguirán endureciéndose" si Teherán mantiene su programa nuclear y a partir del próximo julio se aplicará plenamente el embargo petrolero en Europa, declaró hoy el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, tras la reunión de dos días en Moscú del Grupo 5+1.

"La presión debe ceñirse sobre Irán con la plena aplicación por parte de la Unión Europea (UE) a partir del próximo 1 de julio del embargo petrolero decidido el pasado enero", declaró el jefe de la diplomacia gala en un comunicado facilitado en París.

Fabius añadió que "las sanciones seguirán endureciéndose mientras Irán rechace negociar seriamente".

La responsable diplomática de la UE y jefa de la delegación del Grupo 5+1, Catherine Ashton, había constatado "diferencias significativas" entre las partes en la reunión de dos días celebrada en la capital rusa con representantes de los cinco Estados miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania y la delegación iraní.

"Unidos entorno a la proposición realizada en Bagdag los pasados 23 y 24 de mayo, el Grupo 5+1 reafirmó el valor de esa oferta e invitó a Irán a responder sin demoras de manera constructiva", agregó el comunicado del Ministerio francés de Exteriores.

La respuesta de Irán a la oferta del Grupo 5+1 confirmó la gran diferencia existente entre las posiciones de las partes y la insistencia de Irán sobre el reconocimiento de su derecho a enriquecer uranio y el levantamiento de todas las sanciones", añadió.

"Lamentamos que Irán no haya efectuado aún los gestos concretos que esperábamos y que podían constituir una primera etapa hacia el respeto de las resoluciones del Consejo de Seguridad y del Consejo de Gobernadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA)", agregó Fabius.

Tras la reunión de más de quince horas, se acordó celebrar un nuevo encuentro de expertos en Estambul el próximo 3 de julio para "clarificar los detalles técnicos de las ideas avanzadas por las dos partes" que servirán para evaluar "las siguientes etapas del proceso".

"Le corresponde a Irán eliminar las trabas que ha puesto a la profundización del proceso relanzado en Estambul en abril de 2012", concluye el comunicado de la diplomacia francesa.