El Tribunal Constitucional de España dio hoy luz verde a la legalización de Sortu, un partido vasco al que el Tribunal Supremo español impidió en 2011 concurrir a las elecciones al considerar que podría ser instrumentalizado por la organización terrorista ETA.

La decisión de hoy supone que la formación proindependentista podrá concurrir a las próximas elecciones que se convoquen.

El alto tribunal estimó el recurso que había presentado Sortu contra la decisión del Tribunal Supremo de prohibir su inscripción en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior, adoptada el 23 de marzo de 2011.

La autorización fue acordada por seis votos a cinco en el plenario de la institución, según fuentes cercanas al Constitucional.

En el recurso de amparo, la formación vasca indicaba que la decisión del Tribunal Supremo suponía "una 'ilegalización preventiva' que pone en riesgo al propio Estado constitucional", tal y como el Tribunal había asegurado en otra sentencia sobre Bildu, coalición que si fue autorizada a concurrir a las elecciones.

Sortu también citaba esa sentencia para recordar que, tras las últimas reformas legislativas, el Estado tiene mecanismos para actuar contra los partidos en los que se aprecie connivencia con ETA durante todo el mandato electoral.

El Tribunal Supremo español consideró en su auto sobre Sortu que representaba una "amenaza objetiva y grave" para la democracia que el entonces nuevo partido presentado por la izquierda independentista vasca pudiera concurrir a las elecciones locales y municipales del 22 de mayo de 2011 en España, al ver en ello riesgo de que ETA pudiera obtener así financiación.

También consideraba acreditado que Sortu pretendía suceder en su actividad a la ilegalizada Batasuna, el brazo político de ETA, que fue ilegalizada en 2003 en virtud de la Ley de Partidos aprobada en España en 2002, que prevé la prohibición de las formaciones que apoyen o amparen el terrorismo.

En las elecciones locales del 22 de mayo de 2011 fue autorizada a concurrir la coalición proindependentista Bildu, que se situó como la primera fuerza municipal en número de concejales en el País Vasco, y en las generales de España del pasado noviembre otra coalición "abertzale" denominada Amaiur logró siete escaños en el Congreso de los Diputados.

La organización terrorista ETA anunció el 20 de octubre de 2011 "el cese definitivo de su actividad armada" cinco décadas después de su creación, en las que ha asesinado a más de 850 personas en su busca de la independencia del País Vasco.

Cuando declaró el cese de su actividad terrorista, llevaba más de dos años sin cometer atentados y había declarado un alto el fuego en enero de 2011 acuciada, según las fuerzas de seguridad españolas, por su extrema debilidad tras las sucesivas detenciones de sus cabecillas y la desarticulación de sus grupos armados en España y Francia, donde tenía cada vez más dificultades para ocultarse.