Los príncipes de Asturias iniciaron hoy su visita a Estados Unidos con un encuentro en la sede de la escuela de negocios IESE en Nueva York en el que Felipe de Borbón abogó por "más Europa" para superar las "serias dificultades económicas" que atraviesa España.

"Estos problemas, que son en parte consecuencia de la frágil arquitectura de la unión monetaria, sólo pueden ser abordados con la puesta en marcha de un marco institucional más fuerte para el euro. Necesitamos más Europa", afirmó el heredero de la Corona española en su intervención.

El hijo de los reyes Juan Carlos y Sofía, que acudió hasta ese centro acompañado de su esposa, la princesa Letizia, manifestó que las dificultades que enfrenta la economía española son en parte compartidas por otros países de la zona euro, aunque también reconoció que España afronta sus propios problemas internos.

En ese sentido, el príncipe Felipe manifestó que España está "firmemente decidida a superar" esos contratiempos, y por ello "está haciendo sus deberes".

Subrayó que el Gobierno español ha puesto en marcha "unas reformas muy profundas que deberían encaminarnos a corregir los desequilibrios económicos que hemos acumulado en los últimos tiempos".

Por otro lado, el príncipe de Asturias hizo hincapié en la necesidad de "reforzar y revitalizar" la cooperación, tanto macroeconómica como empresarial, entre Estados Unidos y Europa, algo que calificó de "imprescindible" al recordar que conforman el bloque económico más importante del planeta.

Felipe de Borbón se declaró "convencido" de que Estados Unidos y Europa se pueden beneficiar de compartir sus conocimientos en el mundo de los negocios, y por ello elogió la nueva sede de IESE en pleno corazón de la Gran Manzana, ya que calificó de "inestimable" su valor social, empresarial y humano.

La intervención del príncipe Felipe en esa escuela de negocios, hasta donde acudieron representantes de firmas estadounidenses con intereses en España, fue precedido por las palabras del secretario de Estado de Comercio español, Jaime García-Legaz, quien afirmó que su país "saldrá fortalecido de la crisis" actual.

Anteriormente ese encuentro protagonizó un debate sobre la situación económica mundial en el que participaron el consejero delegado de la cadena Loews, Jim Tisch, así como Steven Rattner, exalto cargo del Gobierno del presidente Barack Obama, y el presidente de General Electric en África, Jay Ireland.