El comandante militar de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), Fernando Rodrígues Goulart, defendió hoy la actuación de la ONU para mitigar los efectos del brote de cólera en el país caribeño, una epidemia de la que se ha responsabilizado a la misión.

"La rápida respuesta provista por la misión, con el apoyo de su componente militar, ha ido mitigando los efectos y la propagación del cólera", aseguró el militar brasileño ante los miembros del Consejo de Seguridad, que hoy celebraron un debate sobre la importancia de las misiones de paz del organismo.

Goulart señaló, además, que el trabajo de la Minustah a la hora de luchar contra la epidemia ha tenido "el efecto adicional de aumentar la capacidad de respuesta de Haití" ante situaciones de este tipo.

En ese sentido, puso de manifiesto que los responsables de la Minustah están "muy orgullosos de los logros que han ayudado a Haití a recuperarse del terremoto de 2010 y de los esfuerzos llevados a cabo para reducir la violencia criminal y aumentar la protección de la población civil" en el país.

Goulart no quiso entrar a valorar, ya ante la prensa, el origen del brote de cólera, atribuido por informes técnicos defendidos por algunas asociaciones al vertido de aguas fecales del contingente nepalí de la Minustah a un río, y simplemente reiteró su defensa de la actuación de los "cascos azules" para hacer frente a ella.

"Desde el brote de cólera, hay algunas denuncias relacionadas con su origen que han presentado aspectos legales asociados con el problema que actualmente examina Naciones Unidas. No estoy capacitado para decir nada más", dijo en conferencia de prensa al ser preguntado sobre el asunto.

El militar se refirió así a las reparaciones pedidas a la ONU por el Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití, con sede en Estados Unidos, y la Oficina de Abogados Internacionales, que presentaron una demanda contra el organismo internacional por la epidemia.

En cualquier caso, señaló que la capacidad de reacción "ante la epidemia no se ha visto comprometida" por el asunto y destacó que "desde el inicio del brote, hemos participado en la preparación de centros de tratamientos para el cólera y nuestro personal médico participa en ellos, así como en la distribución de agua".

"Todo ello ha tenido resultados muy buenos para mitigar la epidemia", subrayó Goulart, quien ante los quince miembros del Consejo de Seguridad destacó su "firme creencia en que la Minustah ha cumplido con éxito sus obligaciones a la hora de proveer seguridad y estabilidad en Haití".

También detalló que la misión espera añadir pronto un nuevo componente marítimo, que estará compuesto por embarcaciones de patrulla marítima uruguayas para reforzar la capacidad de la guarda costera haitiana.

Sobre la marcha de la misión del país caribeño, donde ya ha empezado a reducir la presencia de su contingente -ahora dotado de 7.285 efectivos-, indicó que se producirá cuando se esté seguro de que su salida ocurra "sin ocasionar un vacío de poder".

El militar brasileño participó en el debate del máximo órgano de decisión de la ONU sobre las misiones de paz, en el que también habló el subsecretario general de la ONU para las Operaciones de Paz, Hervé Ladsous, y los jefes militares de las misiones en la República Democrática del Congo, el Líbano y en Sudán del Sur.