El Departamento de Justicia de EE.UU. anunció hoy que el presidente Barack Obama, acogiéndose a su "privilegio ejecutivo", no entregará al Congreso los documentos requeridos acerca de la operación secreta conocida como "Rápido y furioso" que permitió el trasvase de armas a México en 2009.

El anuncio se hizo mientras el comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes se apresta a votar si reprueba por desacato al secretario de Justicia, Eric Holder, porque no ha entregado los documentos requeridos.

La operación clandestina del Departamento de Justicia permitió el traspaso de unas dos mil armas de fuego hacia México, con la intención de seguirlas para identificar a los traficantes de droga y otros criminales que las usaran.

El Departamento de Justicia, en una carta enviada al presidente del subcomité, el republicano Darrell Issa, indicó que el privilegio ejecutivo del presidente se aplica a los documentos que explican la forma en que el gobierno se enteró de que había problemas con la operación "Rápido y Furioso".