El ex-primer ministro rumano Adrian Nastase está siendo operado esta noche, después de que intentara suicidarse hoy tras confirmar un tribunal su condena a dos años de cárcel por corrupción.

Según informaron las televisiones locales que citaron fuentes policiales, Nastase se pegó un tiro esta noche con una pistola mientras la Policía le sacaba de su residencia para llevarle a prisión y cuando las cámaras de televisión esperaban su salida frente a su casa.

Según las primeras informaciones, el ex-primer ministro socialdemócrata se habría disparado en la garganta y es operado en estos momentos en un hospital de Bucarest.

Su vida no corre peligro, según fuentes médicas citadas por las televisiones.