La antigua plaza de toros de Las Arenas en Barcelona y el Palacio de Deportes Bilbao Arena figuran entre los 59 edificios galardonados este año con los premios británicos de arquitectura RIBA, según anunció hoy la organización.

De estos edificios, todos diseñados por arquitectos afincados en el Reino Unido, el 23 de julio se seleccionarán seis que optarán al prestigioso galardón Stirling 2012 "a la mayor contribución a la arquitectura británica", que se concederá el 13 de octubre.

Dentro de esta primera selección de 59, escogidos de una lista inicial de 740 aspirantes, figuran 50 edificios del Reino Unido y otros 9 de otros países de la Unión Europea (UE).

Sus creadores recibirán el jueves un certificado del Instituto de Arquitectos Británicos (RIBA) como reconocimiento a su excelencia, indicó la organización.

Entre estos galardonados, el Instituto ha seleccionado la plaza de toros catalana de Las Arenas por su radical transformación, llevada a cabo por el estudio de arquitectos Roger Stirk Harbour + Partners.

Esa plaza de toros antigua ha sido convertida, en su interior, en un centro comercial, aprovechando su fachada original.

Entre las creaciones de arquitectos españoles figura también el Palacio de Deportes Bilbao Arena, situado en el barrio bilbaíno de Miribilla, de cuyo diseño se ha encargado la firma Idom.

Esos edificios han sido premiados en esta primera ronda de ganadores junto con otros trabajos entre los que figura una casa de contrachapado en Sicilia, el Estadio Olímpico de Londres 2012, un pabellón de ópera desmontable en el condado inglés de Oxfordshire, y una casa con forma de duna de arena en Suffolk (sureste de Inglaterra).

El próximo 23 de julio, el Instituto anunciará seis finalistas de entre esas 59 obras, de los que solo uno obtendrá el Stirling 2012, el 13 de octubre, dotado con 20.000 libras (unos 25.000 euros).

El codiciado galardón se concede al mejor edificio nuevo construido en Gran Bretaña u otros países de la Unión Europea, siempre que hayan sido diseñados por colegios de arquitectura con sede principal en este país.

La presidenta del RIBA, Angela Brady, afirmó hoy en un comunicado que "durante casi cincuenta años, los premios RIBA han reflejado el estado cambiante de la arquitectura británica y han revelado las tendencias emergentes del diseño".

"Lo que realmente llama la atención es que incluso en épocas de austeridad, podemos producir edificios increíblemente inteligentes, de alta calidad, que reflejan las necesidades de hoy y engrandecen nuestro día a día", apuntó Brady.

La presidenta elogió en esta ocasión "la cantidad de proyectos innovadores y el uso de materiales bellos" entre esos 59 premiados, que hacen que los proyectos "sean realmente emocionantes e inspiradores".