Los abogados de Jerry Sandusky terminaron de presentar sus argumentos el miércoles sin llamar a testificar al ex entrenador asistente de la Universidad de Penn State para que refutara las acusaciones de abuso sexual infantil que enfrenta.

El repentino final de la presentación de la defensa se dio en el séptimo día del juicio, durante el cual el jurado escuchó a ocho hombres — ahora de entre 18 y 28 años de edad — quienes dijeron que el ex entrenador del equipo de fútbol americano abusó sexualmente de ellos después de que lo conocieron a través de una organización caritativa que fundó.

Sandusky enfrenta 51 cargos penales por el presunto abuso de 10 niños a lo largo de 15 años. Ha rechazado las acusaciones, pero en entrevistas después de su arresto reconoció que sí se había duchado con niños.

La defensa terminó su presentación tras una reunión de unos 40 minutos a puerta cerrada entre los abogados, Sandusky y el juez que lleva el caso. Bajo las leyes del estado de Pensilvania, un demandado debe renunciar a su derecho a testificar en su defensa, pero ello no necesariamente tiene que ocurrir en un tribunal abierto.

Los próximos pasos en el juicio son las instrucciones al jurado y luego la presentación de los últimos argumentos, fijada para el jueves por la mañana.